[…]

de modo que desearte un feliz cumpleaños
podría ser tan injusto con tus felices
cumpledías
acordáte de esta ley de tu vida
si hace algún tiempo fuiste desgraciada
eso también ayuda a que hoy se afirme
tu bienaventuranza

[…]

Con la llegada de los 27 he comprendido que, al igual que señala Mario Benedetti en su poema “Como siempre”, los cumpleaños han de pasar a ser cumpledías. Valga este post como recordatorio para acordarme de brindar por cada uno de los 363 días restantes.

Leave a Comment

Error: Please check your entries!